niños

La Moringa en los Niños

La falta de consumo balanceado de nutrientes o el alimentarse de tipos de alimentos erróneos, lleva a una acumulación de toxinas dentro del cuerpo, dando como resultado enfermedades crónicas a largo plazo. Ya que un solo grupo de alimento no se puede nutrir el cuerpo con todos los ingredientes vitales que requiere, es importante que consumamos una variedad de alimentos saludables para obtener la nutrición que nuestro cuerpo necesita.

Cuando los niños no comen suficientes frutas y vegetales, corren el riego de tener baja ingesta de vitaminas. Es por eso que la moringa oleifera puede jugar un papel muy importante en la nutrición de los mas pequeños ya que si esta se consume de manera regular puede cubrir la necesidad de nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

El Calcio es particularmente importante en la construcción de huesos y dientes fuertes. La moringa contiene 4 veces más calcio que el contenido en la leche. El Calcio  ayuda a mantener el ritmo cardiaco y promueve una correcta coagulación de  sangre propia y funcionamiento muscular.

El Magnesio es importante para las 300 funciones del cuerpo incluyendo los músculos, nervios y el corazón. Impulsa el sistema inmune y fortalece los huesos. El Hierro es un componente de la sangre que transporta el oxigeno. Los niños necesitan Hierro para expandir el volumen de sangre que es acompañado en los periodos de crecimiento rápido. El contenido de Hierro en la Moringa Oleífera es 25 veces mayor que el hierro que se encuentra en las espinacas.

Debido a la alta concentración de nutrientes de la moringa solo basta con que los niños consuman una poca cantidad al día para estar sanos. Si se combina la moringa junto con alimentos y si estos se preparan de una forma creativa los niños ni siquiera la notarán. Existen diferentes recetas que incluyen la moringa como ingrediente principal, ideas que te ayudarán a preparar deliciosos platillos y brindar una correcta nutrición a tus hijos. Haz clic aquí para conocer algunas de ellas.